nada

Actualidad de ciencia

El medio ambiente un tema con sentido social

Publicado el:: 26-02-2007

Universia presente varias miradas sobre la coyuntura ambiental. El análisis de un biólogo de la UN sobre calentamiento global; la invitación a un Seminario sobre salud mental en situaciones de desastre, en la Javeriana de Cali; un Diplomado sobre Control de Contaminación del Aire, en la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito; y la posición de una ecóloga, de la Javeriana de Bogotá, sobre el uso racional del agua.

El medio ambiente un tema con sentido social
“Es necesario moderar las informaciones sobre el calentamiento climático para mirar con imparcialidad los cambios en la temperatura global”. Así lo escribe el biólogo y doctor en Matemáticas Javier Burgos, profesor del Instituto de Estudios Ambientales (Idea), invitado por UN Periódico Digital, para señalar qué hay de alarmista y qué hay de veraz en la aparente indisciplina del clima.

Los sofocantes días no han dejado de arrancar a los inquilinos de la fría Bogotá comentarios en sus conversaciones cotidianas, con vaporosas vestimentas, más raras que habituales entre los habitantes capitalinos. También en Europa y en Estados Unidos los medios han convertido en información de primera plana al “extraño” clima que ronda sin mediar predicción, perturbando la vida “normal” de las ciudades.

Pero ¿hasta dónde este paisaje meteorológico corresponde a un fenómeno inducido por la actividad humana y hasta dónde es la expresión natural de un ciclo inevitable del comportamiento atmosférico?

Aunque los sentidos dominen nuestras percepciones, retomar las voces de la ciencia para aproximarse a los “desórdenes” del clima sirve para entender lo que pasa. Están suficientemente documentados los ciclos de enfriamiento y calentamiento de la Tierra, que han hecho sucumbir, e incluso desaparecer, civilizaciones completas en el pasado.

Aun cuando en los medios casi no se habla de un cambio climático natural sino inducido específicamente por la actividad humana, la realidad científica es que no sabemos cuál porcentaje corresponde a lo primero y cuál a lo segundo.

Dos caras, una sola moneda
Estudios de índole geológica demuestran que los cambios climáticos han sido más frecuentes y rápidos de lo que imaginamos. En la historia y prehistoria del planeta ha habido temperaturas promedio mucho más altas que la actual: dos a tres grados mayores. Si el termómetros medio de la Tierra subiera hoy a ese registro, se descongelaría una porción significativa de los casquetes polares y las ciudades costeras se inundarían.

En contraposición, los periodos glaciales, han cubierto los hemisferios norte y sur, con excepción de la franja ecuatorial. Entre otras, razón por la cual vivimos en el mejor sitio desde el punto de vista de cambio climático.

En la otra cara de la moneda está la tendencia hacia el calentamiento, que desde la década del 70 del siglo XX brinda otra explicación de las temperaturas extremas que vida el globo, acelerado justo por la presencia del fenómeno del Niño, también previsto para este año, con una de las intensidades más fuertes de los últimos años.

En esa lógica, para Bogotá, por ejemplo, se puede esperar que en los próximos años la temperatura promedio sea incluso mayor de lo que es ahora, en este caluroso enero.

Y son también esas dos realidades –una natural y otra inducida, una cíclica y otra coyuntural– por las que es equivocado seguir echando la culpa del calentamiento global al ser humano. Sin duda se requiere de más evidencias científicas para que la actual civilización tenga las herramientas para mitigar cuando sea del caso o afrontar cuando se requiera.

La ciencia del clima
El paradigma actual es que la variabilidad y el cambio del clima pueden ser proyectados por décadas o centurias a partir del conocimiento del estado actual y los datos históricos obtenidos a partir de los estudios geológicos, climáticos y metereológicos llevados a cabo alrededor del mundo.

Sin embargo, recientemente se ha hecho claro que debido a la representación imperfecta de la complejidad del sistema terrestre, la no linealidad de los procesos de retroalimentación, tanto espaciales como temporales, que controlan el clima y finalmente, la imposibilidad de predecir la conducta humana, no es posible determinar con seguridad cual será el rango de cambios que sufrirá el clima en un futuro y por ende su impacto sobre los diversos ecosistemas y la especie humana.

Bajo esta perspectiva, se hace urgente desarrollar nuevos paradigmas científicos para evaluar de manera más real, la vulnerabilidad de los ecosistemas y nuestro modo de vida a los cambios climáticos que cada vez son más notorios y están mejor documentados.

Mientras estos paradigmas se desarrollan, deben mirarse de manera crítica las afirmaciones alarmantes, e incluso de índole catastrófica, que con frecuencia se encuentran en los medios masivos de comunicación, relacionadas con el posible impacto del cambio climático, esto es, el incremento de la temperatura promedio, el cambio en los regímenes de lluvias, la acidificación y transformaciones en el nivel del mar, entre otros.

Tal mirada permitirá tomar medidas políticas, económicas y sociales tendientes a mitigar los efectos del cambio climático, teniendo presente, además, que éste bien puede ser de tipo natural o inducido.

Para ello es posible pensar en el desarrollo de nuevos modelos matemáticos de sistemas dinámicos, de métodos prospectivos de estudio basados en la generación de escenarios, de cuantificación de la incertidumbre por métodos Bayesianos y minería de datos, para mencionar sólo algunas aproximaciones científicas posibles, que den como resultado nuevo conocimiento que lleve a la toma racional de decisiones que de manera robusta, preserven el medio natural y mejoren la calidad de vida.

{moscomment}
{* title=Salud mental en situaciones de emergencia o desastre}
Salud mental en situaciones de emergencia o desastre

La ubicación geográfica, situación topográfica y metereológica de nuestro país, así como una población heterogénea, desde los puntos de vista políticos, sociales, económicos y culturales, desafortunadamente presentan un altísimo riesgo para la ocurrencia de emergencias y/o desastres ya sean de tipo natural o causados por la actividad humana o por la interacción de ambos factores.

Ante la necesidad de aquellos que cada día se desempeñan en la administración y el manejo operativo de la gestión de riesgo de emergencias, surgió la propuesta de un equipo de psicólogas javerianas de adelantar este seminario, desde el 16 de febrero del año en curso hasta el 10 de marzo.

Este seminario será dictado por las psicólogas clínicas, egresadas de la Universidad Javeriana Cali, Lina Fernanda Vélez Botero y Carolina Piragauta Alvarez. La psicóloga Vélez Botero cuenta con un Certificado de Instructora CUSE (Curso de Seguridad Escolar) por la OFDA de Estados Unidos (Oficina Americana de Asistencia para Desastres en Latinoamérica). Es además consultora psicológica de la Defensa Civil Colombiana para programas de prevención. La psicóloga Piragauta Álvarez, tiene un Master en Neurociencias de la Universidad Oberta de Cataluña, España es Instructora Certificada CPI ( Curso de Capacitación para Instructores) y CUSE (Curso de Seguridad Escolar) por la OFDA de Estados Unidos. Es autora e implementadota del primer Programa de Capacitación en Colombia en el Área de Salud Mental en Emergencias IPED (Intervención Psicológica en Emergencias y/o Desastres).

El objetivo es brindarle a las personas que se desempeñan en el área de la salud, al público en general, las autoridades locales, rescatistas y a la comunidad afectada en diferentes circunstancias, una serie de herramientas útiles y eficaces para al manejo psicosocial en situaciones de emergencia, abarcando tres grandes frentes en la gestión del riesgo: la prevención y promoción, la Atención y la Reconstrucción Psicosocial.

El método que se utilizará en este Seminario es el de enseñanza interactiva, tanto el instructor como los participantes son parte del grupo y participan en el desarrollo de las actividades programadas en procura de los objetivos propuestos.

La enseñanza interactiva facilita las condiciones para que el participante alcance los objetivos de capacitación establecidos, estimula la participación y provee la realimentación inmediata.

Informes e Inscripciones en Pontificia Universidad Javeriana Cali – Tel: 3218200 Ext. 345-261 y teléfonos directos: 3218345-3218261. Email: educontinuada@ouj.edu.co. Oficina de Comunicaciones, Universidad Javeriana de Cali.


{* title=La Escuela Colombiana de Ingeniería comprometida con el problema ambiental del país}
La Escuela Colombiana de Ingeniería comprometida con el problema ambiental del país

Lamentablemente la contaminación del aire forma parte de la vida moderna y produce una gran variedad de efectos agudos y crónicos en la salud pública, lo que nos lleva en detrimento de la calidad de vida de los colombianos, si no adoptamos medidas preventivas y correctivas.

Aunque a nivel mundial Colombia sólo produce el 0.1 por ciento de gases invernadero, generadores de cambios climáticos, en un inventario de emisiones que no sobrepasa los seis millones de toneladas emitidas anualmente, a nivel local, los efectos de esa contaminación atmosférica de las ciudades colombianas son evidentes y alarmantes. En Bogotá, por ejemplo, los niveles de polución del aire, en especial los del material particulado, exceden diariamente los estándares de calidad del aire establecidos por las autoridades ambientales, debido a las actividades industriales y fuentes vehiculares, afectando gravemente a la población generando enfermedades respiratorias y cardiovasculares, ocasionando hasta la muerte.

Por lo tanto, se debe generar conciencia en su población, y a través de los profesionales especializados en el área y de las autoridades ambientales, sobre la necesidad de adoptar estrategias para el control de la contaminación atmosférica, a través del entrenamiento en los fundamentos de la problemática, a nivel local y global.

Es por ello que la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, se hace presente por medio de la segunda versión del Diplomado Control de Contaminación del Aire, para contribuir a la solución, capacitando y entrenando a los profesionales en el área de la ingeniería ambiental en conceptos, criterios, diseños y aplicación de técnicas y herramientas, que permitan evaluar y manejar el problema de la contaminación atmosférica, por medio de la legislación vigente en Colombia y a nivel mundial.

Los participantes, pueden ser ingenieros civiles, ambientales, agrícola, forestal, químico, entre otros, ya que cubre los temas de mayor interés en la actualidad, tales como los conceptos básicos de la contaminación atmosférica, las técnicas de muestreo, análisis de contaminantes, la dispersión y modelación de contaminantes en la atmósfera y el diseño de sistemas de control de material particulado y gases.

Este plan de formación se desarrollará en tres módulos, con un total de 120 horas de clase presénciales, talleres de diseño, visitas de campo y aplicación de software especializado. Las clases se realizarán los viernes y sábados en el campus de la Escuela.

Las inscripciones están abiertas hasta el 27 de marzo de 2007 y se pueden realizar en esta Web.

{moscomment}
{* title=Lo que podemos hacer desde la casa}
Lo que podemos hacer desde la casa *

Después de la reunión de expertos de la ONU sobre Cambio Climático realizada en Paris, Francia, el 1 de febrero de 2007, se determinó que solo quedan 10 años para que entre todos podamos frenar la catástrofe ambiental y climática que se avecina, la responsabilidad no es solo de políticos y empresarios, así que lo que cada habitante de la tierra haga en contra de estos fenómenos es clave para salvar el planeta, nuestras vidas y las de nuestras futuras generaciones. Así que no más protestas inútiles porque estas acciones y consejos sí hacen la diferencia

El agua: consume la justa, evita gastos innecesarios de agua con estos consejos:
  • Mejor ducha que baño. Ahorras 7.000 litros al año
  • Mantén la ducha abierta solo el tiempo indispensable, cerrándola mientras te enjabonas.
  • No dejes la llave abierta mientras te lava los dientes o te afeitas.
  • No laves los alimentos con la llave abierta, utiliza un recipiente.
  • Al terminar, esta agua se puede aprovechar para regar las plantas.
  • No te enjabones bajo el chorro de agua.
  • Utiliza la lavadora y el lavavajillas sólo cuando estén completamente llenos.
  • No arrojes al inodoro bastoncillos, papeles, colillas, compresas, tampones o preservativos, no es la caneca de la basura.
  • Repara inmediatamente las fugas, 10 gotas de agua por minuto suponen 2.000 litros de agua al año desperdiciados.
  • Utiliza plantas autóctonas, que requieren menos cuidados y menos agua.
  • Reutiliza parte del agua que usa tu lavadora de ropa, esta te podrá servir para los baños, limpiar pisos, hacer aseo o lavar el frente de tu casa.
  • No vacíes la cisterna sin necesidad.
  • No tires el aceite por los fregaderos. Flota sobre el agua y es muy difícil de eliminar.
  • No arrojes ningún tipo basura al mar, ríos o lagos.
  • Riega los jardines y calles con agua no potable.
  • El mejor momento para regar es la última hora de la tarde ya que evita la evaporación.
  • El agua de cocer alimentos se puede utilizar para regar las plantas.
  • El gel, el champú y los detergentes son contaminantes. Hay que usarlos con moderación y de ser posible optar por productos ecológicos.
  • No olvides plantar un árbol por lo menos una vez en tu vida.

Basuras: más de la mitad son reciclables ¿Por qué no las Reciclamos y la ahorramos?
  • La ley de las 3 Erres: Reciclar, Reducir el consumo innecesario e irresponsable y Reutilizar los bienes.
  • Al recuperar cajas de cartón o envases que también son hechos con papel contribuyes a que se talen menos árboles, encargados de capturar metano y de purificar el aire. Al reutilizar 100 kilogramos de papel se salva la vida de al menos 7 árboles.
  • Separa las basuras que generas. Debes consultar en tu administración local o en tu unidad residencial si disponen de un sistema de selección de basuras.
  • Usa siempre papel reciclado y escribe siempre por los dos lados.
  • Usa Retornables.
  • No derroches servilletas, pañuelos, papel higiénico u otra forma de papel. - Elige siempre que puedas envases de Vidrio en lugar de plástico, tetrapack y aluminio.
  • Recuerda que hay empresas dedicadas a la compra de materiales reciclables como papel periódico, libros viejos, botellas etc.

Alimentación: Disminuye el consumo de carnes rojas
  • Disminuye el consumo de carnes rojas ya que la cría de vacas contribuye al calentamiento global, a la tala de árboles y la disminución de los ríos.
  • Producir un kilo de carne gasta más agua que 365 duchas.
  • Los productos enlatados consumen muchos recursos y energía. No consumas alimentos en lata especialmente atún porque esta en vía de extinción.
  • Evita consumir alimentos ‘transgenicos’ (OMG Organismos Manipulados Genéticamente) ya que su producción contamina los ecosistemas deteriorando el medio ambiente.
  • No consumas animales exóticos como tortugas, chigüiros, iguanas, etc.
  • Consume más frutas, verduras y legumbres, que carnes.
  • Nunca compres pescados de tamaños pequeños para consumir.
  • Si puedes consume alimentos ecológicos (sin pesticidas, sin insecticidas, etc).

Energía: no consumas de más
  • Usa agua caliente solo de ser necesario o solo la necesaria, conecta el calentador solo dos horas al día, gradúalo entre 50 y 60 grados y si puedes intenta bañarte con agua fría es mas saludable.
  • Evita usar en exceso la plancha, el calentador de agua o la lavadora, que gastan mucha energía y agotan los recursos para generarla. Esto lleva a que los países se vean en la necesidad de usar petróleo, carbón o gas para copar la oferta energética, combustibles que generan gases como el dióxido de carbono, que suben la temperatura.
  • Mejor cocinar con gas que con energía eléctrica.
  • Apaga el televisor, radio, luces, computador (pantalla)... si no los estas usando. En tu lugar de trabajo apaga las luces de zonas comunes poco utilizadas. - Utiliza bombillos de bajo consumo de energía.
  • Modera el consumo de latas de aluminio.
  • No uses o compres productos de PVC para nada, contamina muchísimo en su contaminación, contamina muchísimo y no es reciclable.

Transporte: modera el uso del vehículo particular, haz un uso eficiente del automóvil.
  • No viajes solo, organiza traslados en grupo o en transporte público. - Infla bien las llantas de tu carro para que ahorre gasolina y el motor no la queme en exceso.
  • Empieza a utilizar la bicicleta en la medida lo posible.
  • Revisa la emisión de gases de tu vehículo.
  • No aceleres cuando el vehículo no este en movimiento.
  • Reduce el consumo de aire acondicionado pues este reduce la potencia y eleva el consumo de la gasolina.
  • Modera tu velocidad: En carretera nunca sobrepases los 110 kilómetros por hora ya que más arriba produce un exagerado consumo de combustible.
  • Nunca cargues innecesariamente tu vehículo con mucho peso: A mayor carga mayor consumo de combustible.

Papel
  • Usa habitualmente papel reciclado.
  • Fomenta el uso de productos hechos a partir de papel usado.
  • Reduce el consumo de papel.
  • Usa las hojas por las dos caras
  • Haz sólo las fotocopias imprescindibles.
  • Reutiliza los sobres, cajas, etc.
  • Rechaza productos de un sólo uso.

* Geraldine Quintero, ecóloga, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá