nada

Actualidad de ciencia

Proyecto Raptter: a todo terreno

Publicado el:: 25-06-2007

A 2.569 metros sobre el nivel del mar, se encuentra en el departamento de Boyacá el municipio de Sogamoso. Allí, la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (Uptc), tiene una de sus sedes, en donde el grupo de Investigación en Robótica y Automatización Industrial (GIRA), de la Escuela de Ingeniería Electrónica, pone en marcha sus novedosos proyectos.

Proyecto Raptter: a todo terreno
En este grupo de investigación participan Luis Ariel Mesa Mesa y Camilo Andrés Sanabria Totaitive, estudiantes de ingeniería electrónica de la UPTC, quienes actualmente están realizando su trabajo de grado llamado: “Diseño e implementación de un prototipo robótico móvil orugado multipropósito todo terreno” (Proyecto Raptter).

“Inicialmente el ingeniero Wilson Javier Pérez Holguín, asesor del proyecto, nos propuso la construcción de un detector de minas como proyecto de grado. Realizada la investigación del estado del arte para desarrollar robots todo terreno aplicados a la detección de campos minados, observamos la magnitud de la investigación y decidimos limitar el proyecto de trabajo de grado al diseño e implementación de una plataforma robótica móvil, como punto de partida en el desarrollo de robots todo terreno”, explicó Sanabria.

Así, se inició en el mes de diciembre de 2005 la planeación y elaboración de dicho prototipo, el cual está elaborado por un conjunto de fibras y resinas, con frontales en acero inoxidable y ruedas de aluminio. Sus componentes internos son una combinación de metales en distintas calidades que le dan mayor resistencia y versatilidad al robot. Así mismo, Raptter es de tipo orugado, lo que le confiere gran habilidad para recorrer terrenos difíciles y con pendientes pronunciadas.

{* title=Un robot multifuncional}
Un robot multifuncional

El prototipo pesa alrededor de nueve kilogramos (Kg.), posee sensores y actuadores que le permiten explorar espacios carentes de luz o con muy poca capacidad de iluminación. Su flexibilidad le posibilita desplazarse sobre su cara superior e inferior, enfrentando y superando obstáculos presentes en caminos destapados, ferroviales, urbanos y campos abiertos.

“Raptter está diseñado para realizar actividades de tele-observación y tele-registro de su entorno mediante una videocámara incorporada dentro de la estructura del robot y otros sensores adicionales que sumados a sus características todo terreno, le permiten llevar a cabo tareas donde la intervención humana resulta peligrosa o no conveniente, como por ejemplo, la supervisión y búsqueda de víctimas en zonas de desastres, detección de campos minados, revisión de estructuras colapsadas, ubicación y/o manipulación de sustancias toxicas para el hombre, exploración de minas subterráneas, inspección y/o vigilancia, tácticas militares y desactivación de carros bomba”, añadió Mesa.

El prototipo Raptter, es un sistema tele-operado por una persona capacitada, quien controla algunas de las funciones del robot y supervisa la información registrada en cada una de las exploraciones. Aunque es fundamental la labor de monitoreo, sus diseñadores van en busca del diseño de un prototipo con autonomía, razón por la cual se han iniciado investigaciones en el ámbito de la inteligencia artificial.

“El prototipo puede ser controlado desde una estación de mando (computador) en una configuración típica de robot esclavo en un sistema tele-operado, o mediante sensores de distancia infrarrojos incorporados dentro de su estructura permitiéndole moverse, por ahora, en ambientes poco estructurados en los cuales detecta obstáculos como paredes, y gracias al software incorporado en el microcontrolador maestro toma algún tipo de decisión”, explicó Sanabria.

A través de la programación de los microcontroladores (circuitos integrados), pertenecientes a la familia PIC de Microchip, el robot posee la habilidad de reaccionar en el momento en que el sistema de monitoreo colapse. Su respuesta inmediata es reconocer el obstáculo, detenerse, retroceder y girar 90º. De esta manera se evita que el prototipo se descontrole en el momento en que no sea posible continuar con el monitoreo.

Por otro lado, el prototipo Raptter puede ser programado para tareas específicas según las necesidades del usuario “agregando nuevos dispositivos como: módulos de tele operación de largo alcance, brazos manipuladores, pinzas, cámaras infrarrojas, sensores específicos, armas, sondas, etc., o también, modificando el tamaño del robot mismo para permitirle nuevas funciones”, indicó Pérez.

{* title=Y del presupuesto...}
Y del presupuesto...

El proyecto Raptter cuenta con el apoyo del Grupo de Investigación en Robótica y Automatización Industrial –GIRAy la Escuela de Ingeniería Electrónica de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC). Entidades que han facilitado el uso del laboratorio de electrónica, el acceso a Internet y la asesoría de los ingenieros Wilson Javier Pérez y Eduardo Rincón Becerra, quienes a su vez han guiado a los investigadores frente a las técnicas y manejo de logística del proyecto.

Luis Ariel Mesa y Camilo Sanabria, creadores del prototipo robótico, han financiado más del 85% de los gastos del proyecto Raptter y el grupo Gira aporta aproximadamente el 15% de los recursos económicos. “Lastimosamente el corto capital ha limitado el desarrollo óptimo del robot puesto que los componentes necesarios para su construcción (electrónicos y mecánicos) y los servicios técnicos requeridos tienen valores considerables en el mercado teniendo en cuenta nuestro capital”, añadió mesa.

“Este tipo de proyectos tiene gran futuro en el país, ya que existen múltiples campos de aplicación donde este tipo de robots pueden marcar la diferencia entre arriesgar la vida y salud de una persona, o la integridad de una máquina. Estoy convencido que contamos con el capital humano y los conocimientos para desarrollar muy buenas plataformas robóticas multipropósito, pero carecemos de los recursos económicos para hacerlas realidad”, añadió Pérez.

Aunque la escasez de dinero obstaculiza el proceso de desarrollo del prototipo, los investigadores buscan terminar el proyecto a mediados de este año. “Espero terminar la primera etapa del proyecto y lograr obtener recursos económicos de alguna entidad para proseguir con la investigación en la etapa de aplicabilidad en mi tesis de maestría”, contó Sanabria.

Es claro que el desarrollo tecnológico de Colombia avanza a pasos considerables y así lo demuestran estos estudiantes quienes pensando en las necesidades de su entorno crean el proyecto Raptter, con el objetivo de contribuir al trabajo del hombre y sin duda alguna disminuir su presencia en áreas en donde su vida corre grandes peligros.